Profecías
Página 8 de 43

Pero hoy en día, si un chico y una chica de mediana edad se gustan, se casan… pero uno u otro se marchará algún tiempo después. Tales uniones no tienen ningún valor, pero se dice que en esta era de Kali, el matrimonio se basa en nada más que la atracción mutua. Un día os queréis y al día siguiente no queréis veros. Una triste verdad. Por lo tanto, ese matrimonio no tiene ningún valor.

Luego viene otra característica de esta época: el hombre y la mujer permanecerán unidos mientras dure la atracción sexual, y los hombres puros e inteligentes, los sabios, se distinguirán sólo por su hilo sagrado.

A los hombres puros e inteligentes, a los sabios guiados espiritualmente, se les ofrece, en efecto, un hilo sagrado que los califica como «bicéfalos», pero hoy en día cualquiera se imagina que se ha convertido en un sabio erudito por el simple hecho de llevar el hilo sagrado, por muy paria que sea. Nadie se da cuenta de que un sabio erudito tiene enormes responsabilidades. Uno se imagina que para convertirse en un sabio erudito sólo tiene que comprar un hilo sagrado por diez céntimos cada uno. En cuanto a las relaciones matrimoniales, se basarán en la atracción física mutua, pero al menor malentendido sexual, los sentimientos de los cónyuges perderán su fuerza.

Los pobres no tendrán derecho a la justicia, y cualquier hablador de pacotilla será declarado un gran filósofo.

Ningún agente, ninguna justicia, esa es la ley, esa es la era de kali. Hoy sólo tienes que comprar a los jueces y el juicio será a tu favor. Pero si no tienes dinero, no vayas a los tribunales. En cuanto a los que hablan bien, no importa lo que digan, se les considera grandes eruditos, aunque nadie entienda una palabra de lo que dicen. Si hablas en una jerga incomprensible, la gente exclamará «qué genio». Y ese es el caso actual. Tantos impostores toman la pluma, y vemos a sus partidarios justificar una total incomprensión de las llamadas obras maestras con «es inexplicable», «es superior», «es una locura».

Será una deshonra no vivir en la opulencia, mientras que un individuo orgulloso pretenderá hipócritamente ser piadoso. El matrimonio se basará en un acuerdo arbitrario y superficial, y bastará con bañarse para creerse perfectamente limpio y atractivo.

El simple hecho de ir a las orillas de algún río lejano constituirá una peregrinación sagrada. El hombre se creerá muy guapo con el pelo largo.

Mira la precisión de las predicciones de Sukadeva Gosvami. ¿Quién iba a pensar que los hombres iban a empezar a llevar el pelo largo?

Sin embargo, el gran sabio Sukadeva Gosvami profetizó que algunos hombres mantendrían su cabello largo.

Facebook

VISITANTES

4372732

Visitantes en línea

4372732





Visitantes por país