El Mundo Espiritual
Página 1 de 18

El Mundo Espiritual



En realidad, el mundo espiritual es un universo antimateria.


Extractos de la Bhagavad-gita, «El canto del Señor», del Srimad bhagavatam, la Brahma samhita y los puranas, las santas escrituras originales, las más antiguas. Vyasadeva: el Avatar que compila todas las Escrituras védicas, hace más de 5.000 años, es uno de los siete principales filósofos de La India y el más grande filósofo de todos los tiempos.

El Señor no tiene ni pasado, ni presente, ni futuro, porque no es de ninguna materia limitada por la influencia del tiempo eterno, que es una de sus energías. Nada es secreto para Él.

Sri Krishna es el mismo que comunicó la Bhagavad-gita y señala la cualidad única de Su Reino. Él nos enseña que, tras la muerte de Brahma, el demiurgo del mundo material, todos los planetas del universo material son aniquilados. Los seres que no están destinados a la senda espiritual subsisten, pues en un estado no manifestado, y después, pasado un tiempo, cuando el universo se manifiesta de nuevo, vuelven a tener un cuerpo material.

Por tanto, existen dos tipos de aniquilación del universo material: una aniquilación parcial que se sitúa al final de cada día de Brahma (4.320.000 años x 1.000); los planetas superiores como Brahmaloka no se pueden alcanzar. La otra, total, tiene lugar al final de la vida de Brahma; entonces toda la manifestación cósmica se absorbe en el cuerpo de antimateria, de donde emanan los elementos materiales, donde se manifiestan y donde se encuentran reducidos después de su destrucción. Por el contrario, el mundo espiritual mucho más allá del Universo material nunca se elimina y jamás se somete a la destrucción.

Más allá de este mundo material en el que nosotros vivimos, existe otro. El mundo eterno, más allá de los dos estados, manifestado y no manifestado de la materia, que nunca perece. Cuando todo en el Universo material se ha disuelto, él permanece intacto. Un mundo supremo que nunca se aniquila. Cuando todo el universo material es aniquilado, él se mantiene intacto. A este reino supremo se le llama no manifestado e imperecedero, pero el último de la existencia, para la persona que lo alcanza ya no hay punto de retorno al universo material. Ese mundo es la morada absoluta de Dios. El universo material, temporal o ficticio, es un reflejo desnaturalizado del mundo espiritual, realidad eterna. El mundo espiritual o reino de Dios no está iluminado por el sol, ni la luna ni por la fuerza eléctrica. Todos los planetas de este mundo irradian su propia luz, mientras que en el universo material, solo el sol tiene ese poder. La diversidad existe aquí del mismo modo, pero toda está impregnada de felicidad espiritual. En este lugar, nada es material. Aquí solo reina la energía espiritual.

Igual que en el mundo material, en el mundo espiritual hay planetas, pero son espirituales. Como hemos visto, la entidad espiritual que vive en el cuerpo del ser es eterna, por eso, al hacerlo así, busca un lugar que sea eterno y donde conocerá la felicidad. A los planetas del mundo espiritual se les da el nombre de Vaikuntha, que quiere decir lugar donde todos los habitantes que lo pueblan están libres de toda ansiedad. No se preocupan por cuestiones como nacer, estar enfermos, envejecer o morir, como en el mundo material donde son los males reales. Al conocer estas miserias, se dejan ahogar por la ansiedad.

Todos los habitantes del mundo espiritual se parecen al ser superior y son absorbidos para prestarle servicio sin el menor deseo de satisfacción sensorial, porque estos están satisfechos por el intercambio de amor con este ser supremo. Este reino espiritual solo se puede percibir a través de la descripción que dan los Vedas, las santas escrituras. En efecto, no es posible ver ese reino. Igual que en el mundo material, será muy difícil para una persona que no tenga los medios necesarios para ir físicamente hasta un lugar lejano para conocer sin consultar los libros auténticos. Lo mismo ocurre con el mundo espiritual. Por tanto, hay que confiar en Escritos como la Bhagavad-gita y el

Facebook

Visitantes

1574485

Visitantes en línea

1574485





Visitantes por país


/javascript">sc_flag(1488361,"FFFFFF","000000","cccccc",2,10,0,1)