Palabras de sabiduria, la sabiduria de Dios
Página 13 de 671

El Señor Krishna se despliega en la forma del resplandor deslumbrante que constituye Su resplandor personal. Este resplandor es el esplendor que emana del cuerpo de Krishna, Dios, la Persona Suprema, el Señor es la fuente. No hay diferencia entre el Señor mismo, Su cuerpo espiritual absoluto, Su Alma y Su resplandor personal, pues son Uno. Este resplandor omnipresente, que emana de la energía espiritual de Krishna, hace posible la creación de todo el cosmos material por la fuerza de su poder potencial. El omnipresente, infinito e insondable resplandor espiritual que emana de su cuerpo es la causa de la creación de los innumerables planetas, cada uno con su propia atmósfera y condiciones de vida. Este resplandor ilimitado e insondable es, en cierto modo, la semilla original de la creación, y encuentra su fundamento en el Señor. Por lo tanto, el Señor Krishna es la causa suprema y absoluta de toda la creación. El Señor crea a través de sus innumerables energías. Las dos energías de Krishna, la espiritual y la material, se manifiestan eternamente.

En el mundo espiritual, más allá del velo de la materia, brilla el infinito resplandor de Krishna, Dios, el Ser Supremo, libre de toda contaminación material. Este deslumbrante resplandor blanco es la luz de todas las luces.

El Ser Espiritual Supremo existe tanto por delante como por detrás, en el norte, en el sur, en el este y en el oeste, tanto por encima como por debajo. En resumen, su resplandor supremo se extiende por todas partes, en los mundos material y espiritual. Este sublime resplandor, que se extiende hasta el infinito, cubre así al Señor mismo, Su cuerpo espiritual original y absoluto, impidiendo que nadie lo vea como realmente es. Por eso, el sabio y noble devoto de Krishna, pide al Señor que elimine este deslumbrante resplandor, para poder verle y así deleitarse admirando su sublime cuerpo, pues el Señor tiene un cuerpo atlético eternamente joven y un rostro de inefable belleza.

El Señor dice: «Nunca me muestro a los necios y a los insensatos. Por Mi poder interno, estoy velado de ellos. Por lo tanto, este mundo equivocado no me conoce a Mí, el No Nacido, el Imperecedero.

Porque soy Dios, la Persona Suprema, lo sé todo sobre el pasado, el presente y el futuro. Yo también conozco a todos los seres, pero nadie Me conoce.

Sólo a través del servicio devocional puedo ser conocido como soy.»

En verdad, la forma personal, real, original y primordial de Krishna, el Supremo Eterno, está velada por los rayos que emanan de Su cuerpo divino y que forman así un resplandor, una emanación de Su poder interior. Para Sus únicos devotos, el Señor Supremo elimina este deslumbrante resplandor, para que puedan verlo como realmente es.

Facebook

VISITANTES

4203644

Visitantes en línea

4203644





Visitantes por país